¿Es realmente necesario crear un partido?

Si se aplica sin modificaciones lo que dice el acuerdo por la nueva constitución y que luego se aprobó como proyecto de ley el 18 de diciembre pasado, no parece haber otro camino.

En el Congreso están pendientes de aprobación indicaciones que complementan el acuerdo, introduciendo paridad de género e “igualdad de condiciones” para independientes.

En el caso de los independientes, la indicación que se podría aprobar permitiría que los independientes se agrupen por listas con una propuesta compartida de proyecto constituyente, pero exigiendo a cada uno un patrocinio de un 0,4% de quienes votaron en la última elección parlamentaria en el distrito respectivo.

Este escenario de participación mantiene la creación de un partido ad hoc como la mejor alternativa, ya que basta un 0,25% de los que votaron en la región para inscribirse y presentar una lista con varias candidatas y candidatos.

¿Letra chica?

No tenemos… pero, tal como se explica acá, muy probablemente será necesario definir algún mecanismo para asegurarnos que ninguna de las personas sorteadas para ir en la papeleta tenga antecedentes o conductas contrarias a los objetivos de la iniciativa o a los principios básicos de la convivencia democrática. Serán límites necesarios que definiremos y aplicaremos en conjunto.

Promoveremos la total transparencia en las decisiones y actuaciones que se realicen, publicando actas y discusiones, utilizando las posibilidades que entregan los medios digitales. Asimismo, las instancias locales de cada distrito operarán en forma autónoma para aplicar los protocolos generales a sus respectivas realidades.