Quienes aspiren a un cupo de candidatura por sorteo deberán ser residentes del respectivo distrito, contar con una base mínima de apoyo y no tener antecedentes o conductas que sean consideradas inaceptables por la comunidad del distrito.

  • Apoyo local: contar con el patrocinio de afiliadas o afiliados a chiledetodxs en el distrito. Dependiendo del tamaño de cada distrito, se requerirán entre 5 a 25 patrocinadores.
  • No tener antecedentes o conductas inaceptables: se diseñará un mecanismo para que la comunidad local del distrito pueda impugnar precandidatas y precandidatos antes de realizar el sorteo definitivo.

Por ejemplo: una precandidato que tiene antecedentes de abuso intrafamiliar o abuso laboral, podrá ser impugnado por afiliados del distrito.  Si una mayoría de los afiliados del distrito ratifica la impugnación, no participará del sorteo.